Hey oh let's go!

22 abr. 2010

No puedo aferrarme a nada ni a nadie. No puedo aferrarme al amor, a la amistad ni al cariño. Simplemente porque cuando empiezo a sentirlo por alguien, pienso en lo mal que pueden llegar a resultar las cosas, en que ya no estoy dispuesta a perder a alguien importante para mí. Casi inevitablemente y sin quererlo, sola me voy alejando, me aislo, corto cualquier lazo que pueda unirme a alguien. Supongo que así creo que puedo evitar la tristeza. No me permito disfrutar, tampoco INTENTAR y me molesta, . Pero me rehuso a fracasar una vez más, a la sensación de perderlo todo, a sentir que los latidos se frenan de a poco. Como si así evitara querer o extrañar a alguien, pero no, lógicamente no lo hace. Ojalá fuese así de fácil,ojalá uno pudiese elegir siempre bien, no sentirse así. Veo el cielo nublarse y en vez de esperar a ver si llueve o no, salgo corriendo en busca de un refugio, me escondo. Ya no puedo soportar otra pérdida, no quiero sentir una vez más que ése vacío tan aborrecible se apodera de mí y que poco a poco desaparecen las ganas de ponerme de pie. Pero sé también que si ésta reacción prevalece en mi, si, los voy a perder.

No hay comentarios: