Hey oh let's go!

4 nov. 2010

"Hay un instante en que ya no se siente dolor. La sensibilidad desaparece y la razón empieza a embotarse hasta cuando se pierde la noción del tiempo y del espacio. (...) Por fin cerré los ojos, extenuado, pero entonces ya el sol no me ardía en el cuerpo. No sentía sed ni hambre. No sentía nada, aparte de una indiferencia general por la vida y la muerte. Pensé que me estaba muriendo. Y esa idea me llenó de una extraña y oscura esperanza."
Relato de un Naufrago


Me voy tres días a Tucuman, me escapo tres dias de todos los lios de mi vida, Adios.

No hay comentarios: